Reino Unido investiga células que podrían combatir “todo tipo cáncer”

Científicos de Reino Unido se encuentran realizando una investigación que ofrece una nueva esperanza para quienes buscan un tratamiento de inmunoterapia contra cualquier tipo de cáncer.

En la investigación realizada por expertos de la Universidad de Cardiff se descubrió que una parte del sistema inmune humano puede ser aprovechado para eliminar la enfermedad. Las pruebas desarrolladas por los científicos ya han arrojado resultados positivos para tratar el cáncer de Próstata, de mama, pulmón, entre otros.

También puede leer: fusiones de la industria farmacéutica

Los hallazgos que resultan tener gran éxito, hasta el momento no han sido probados en pacientes, sin embargo, explican sus investigadores tienen “gran potencial” para combatir cualquier tipo de cáncer en una etapa temprana.

¿Cuáles fueron los hallazgos de esta investigación?

Lo que encontraron  los investigadores fue una célula T, un tipo de glóbulo blanco, que explican, puede escanear el cuerpo para evaluar si hay una amenaza que necesita ser eliminada. Además, encontraron también que esta célula podría atacar una amplia gama de cánceres.

“Aquí existe la posibilidad de tratar a cada paciente. Anteriormente, nadie creía que esto fuera posible”, dijo el investigador Andrew Sewell a la BBC.

De igual manera, agregó, “Eleva la posibilidad de un tratamiento para el cáncer ‘de talla única’, un solo tipo de células T que podría ser capaz de destruir muchos tipos diferentes de cáncer en la población”.

Función de las células T

“Las células T tienen “receptores” en su superficie que nos permiten “mirar” a nivel químico”. Explican los expertos. Así mismo, agregan, lo interesante de este descubrimiento es que evidenciamos que una célula T y su receptor podía encontrar y matar una amplia gama de células cancerosas en el laboratorio, entre ellas las células de cáncer como las de pulmón, piel, sangre, colon, mama, hueso, próstata, ovario, riñón y cuello uterino. Y lo que es crucial, dejando intactos los tejidos sanos.

En consecuencia, advierten “todavía se está explorando exactamente cómo lo hace. Este receptor particular de células T interactúa con una molécula llamada MR1, que se encuentra en la superficie de cada célula del cuerpo humano. Se cree que MR1 está señalando el metabolismo distorsionado que ocurre dentro de una célula cancerosa al sistema inmune.

“Somos los primeros en describir una célula T que encuentra MR1 en las células cancerosas; eso no se había hecho antes, este es el primero de su tipo”, dijo el investigador Garry Dolton.

¿Por qué es novedoso este descubrimiento?

Aunque dicen sus investigadores ya existen en la actualidad hallazgos sobre este tipo de terapias contra el cáncer y el desarrollo de la inmunoterapia. Este es uno de los avances más importantes en el campo. El ejemplo más famoso es CAR-T, un medicamento “vivo” creado mediante ingeniería genética de las células T de un paciente para buscar y destruir el cáncer.

CAR-T puede tener resultados drásticos que han llevado a algunos pacientes de una enfermedad terminal a una remisión completa. Sin embargo, el método es altamente individualizado y funciona solo en un número limitado de cánceres donde hay un objetivo claro para entrenar a las células a detectarlo.

También puede leer: Prótesis 3d de bajo costo

Ha tenido problemas para combatir exitosamente los “cánceres sólidos”, aquellos que forman tumores en lugar de cánceres de sangre como la leucemia. Los investigadores indican que su receptor de células T podría conducir a un tratamiento “universal” contra el cáncer.

¿Cómo funcionaría en la práctica?

La idea es que se tome una muestra de sangre de un paciente con cáncer. Sus células T serían extraídas y luego modificadas genéticamente para reprogramarlas para formar el receptor de detección de cáncer.

cáncer

Las células mejoradas se cultivarían en grandes cantidades en el laboratorio y luego se volverían a colocar en el paciente. Es el mismo proceso utilizado para hacer terapias CAR-T. Sin embargo, la investigación se ha probado solo en animales y en células en el laboratorio, y se necesitarían más controles de seguridad antes de que los ensayos en humanos pudieran comenzar.

Leer noticia anterior

Nueva opción para carcinoma hepatocelular avanzado en Colombia

Leer siguiente noticia

Avelumab, aprobado para el cáncer de células de Merkel metastásico

Inicio de sesión Zona de Miembros ACHO